¿Que es la homeopatía? ¿Funciona?

0
16

También es llamada «medicina homeopática».  Es un sistema médico basado en el tratamiento de la enfermedad mediante el uso de dosis mínimas y altamente di­luidas de las mismas sustancias que, a grandes dosis, pueden causar síntomas si­milares. Inventada por un médico alemán del siglo XIX, Samuel Hahnemann, se fundamenta en el principio de que lo igual cura a lo igual, es decir, de que el poder curativo de una medicina proviene de su capacidad de producir síntomas en una persona sana que son iguales a los producidos por la enfermedad en sí misma.

que es la homeopatia

Se basa en la creencia de que los síntomas son signaos de los intentos del cuerpo por librarse de la enfermedad, y busca fortalecer la capacidad del cuerpo para hacerlo. Los homeópatas comienzan por pedir al paciente una detallada descripción de sus síntomas, que incluya aspectos tan aparentemente insignifi­cantes como « ¿Desea usted alimentos dulces o salados?» o « ¿Pierde usted fá­cilmente los estribos?».

Después, el homeópata compone un «cuadro de sín­tomas», haciendo especial hincapié en los más infrecuentes, y eligiendo un remedio formado por una o más de las 2.000 sustancias posibles. Estas se utili­zan en forma enormemente diluida y en cantidades minúsculas, de modo que el componente activo está apenas presente. A menudo dicho tratamiento se ad­ministra en forma de terrón de azúcar que ha absorbido la solución preparada.

En Estados Unidos, los remedios homeopáticos están exentos de las pruebas exigidas a otros fármacos. Casi todos se clasifican como fármacos sin receta, li­mitados por ley a tratar afecciones agudas que, por lo común, se resuelven sin tratamiento.

La homeopatía es considerada práctica médica y, por tanto, es objeto de li­cencia, es decir, solo puede llevarse a cabo legalmente por profesionales que tie­nen licencia para prescribir fármacos. Los médicos y osteópatas pueden practicar la homeopatía en todos los Estados, aunque en algunos tienen que obtener una li­cencia específica para hacerlo.

En algunos Estados, también los quiroprácticos, los naturópatas, los dentistas, las enfermeras tituladas y otros profesionales de la sa­lud pueden ejercer la homeopatía, aunque dependiendo de su licencia. No existen estándares uniformes para aprender homeopatía y, consecuentemente, el mero hecho de estar formado en ella no confiere el derecho legal a practicarla.

No obs­tante, muchos individuos sin formación sanitaria formal practican la homeopatía. Además, hay que tener también en cuenta que los profesionales sanitarios licen­ciados provienen de muy distintas experiencias profesionales, como la acupun­tura, la enfermería, la fitoterapia y la terapia nutricional. Algunos doctores en me­dicina también practican la homeopatía, pero son una minoría.

El principal riesgo al confiar en los remedios homeopáticos es perderse a cambio un tratamiento médico eficaz. Por ejemplo, al usar remedios sin receta para una afección como la «irritación de la vejiga», una persona puede retrasar la búsqueda de tratamiento para una infección de la vejiga que puede convertirse en una grave infección de los riñones. Asimismo, no se ha descubierto ninguna base científica que fundamente la eficacia de la homeopatía. No obstante, los individuos con afecciones para las cuales el tratamiento convencional ha sido inútil —afec­ciones como insomnio, resfriados y dolores musculares— aseguran que los re­medios homeopáticos los han aliviado.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here