Netflix le declara la guerra total a los proxys, VPNs y smart DNS

Netflix les ha declarado una guerra sin cuartel a los servicios de protección de privacidad a nivel mundial. Hace unos meses, esta compañía anunció que tomaría medidas para proteger los derechos de autor de sus socios corporativos: productoras cinematográficas y de series de televisión. Dichas medidas incluían el bloquear los servicios de protección de la privacidad, incluyendo proxys, smart DNS y VPNs.

netflix proxys error vpn smart dns
Muchas empresas a nivel mundial, ofrecían estos servicios, que eran contratados por usuarios para distintos fines y propósitos. En el caso concreto de Netflix, gracias a los mencionados servicios, era posible acceder al catálogo de películas y series de un país determinado, incluso no estando físicamente en dicho país. Está demás decir, que el catálogo preferido a nivel mundial, era el de Netflix USA.

En efecto, muchas personas de distintas partes del orbe, contrataban servicios de VPNs, proxys y smart DNS, con la finalidad de eludir las restricciones geográficas locales (muchas veces debido a la pobreza de los catálogos en sus países) para acceder al magnífico catálogo de series y películas de Netflix en los Estados Unidos.

Esto no era del agrado de las productoras cinematográficas y de series de televisión, las cuales creían que sus derechos estaban siendo vulnerados, por lo que obligaron a Netflix a tomar medidas, que en un inicio parecían ficticias pero que, como estamos apreciando en estos momentos, han tomado el cariz de una verdadera guerra declarada de Netflix hacia los servicios de privacidad y anonimato.

Todos los días vemos como estos servicios luchan por emplear nuevos IPs, con la esperanza de mantener tranquilos a sus usuarios, los cuales pagan cuotas mensuales por los servicios mencionados. Sin embargo estos cambios solamente son parches temporales, pues Netflix parece haber implementado un efectivo servicio de detección. Una vez detectado un servicio de esta naturaleza, Netflix muestra un anuncio que dice haber detectado un servicio de proxys y conmina al usuario a desactivarlo para poder seguir utilizando sus servicios.

Como nosotros lo vemos, en estos momentos Netflix está disparándose asimismo a los pies. Esta gigantesca empresa, parece no ser consciente que en estos momentos otros gigantes corporativos están acechando atentos, para obtener una jugosa y apetitosa tajada del mercado de consumo de contenido. Empresas como Apple, Google y Amazon, están preparando y alistando sus propios servicios de contenido para películas y series. Lo más lógico, es que utilicen esta nueva e impopular política de Netflix, como caballito de batalla para iniciar una férrea competencia.

Por otro lado, es bastante preocupante que Netflix haya decidido priorizar las necesidades de sus socios corporativos, por encima de las necesidades de sus usuarios. Muchos usuarios norteamericanos, utilizan proxys y VPNs para poder acceder al catálogo de su país, mientras se encuentran de viaje fuera de este. No son pocos los usuarios que tienen que viajar por el mundo por razones de negocios o turismo y que desean seguir accediendo al catálogo norteamericano.

Asimismo, un buen grupo de usuarios desea salvaguardar su privacía y seguridad, empleando el servicio de proxys. Todos estos usuarios legítimos, en estos momentos se han visto perjudicados por esta descabellada política de Netflix y no son pocos, los que ya han anulado sus suscripciones y se encuentran a la espera de mejores ofertas provenientes de otros servicios de contenido.

Para complicar las cosas, están empezando a aparecer ideas como por ejemplo, la creación de un servicio abierto gratuito de VPNs P2P, similares al primigenio servicio Hola. Esta tecnología permitiría, conectarse virtualmente desde miles de direcciones IPs legítimas, en todo el mundo, anulando completamente el sistema de detección y baneo de Netflix. Éste sistema además es gratuito y de ser implementado masivamente, ofrecería simultáneamente grandes beneficios, pero también algunos problemas de seguridad para los propios usuarios, algo que seguramente no los disuadir a en absoluto como la historia lo ha demostrado.

¿Retrocederá Netflix en esta política de guerra contra los proxys y VPNs? Es poco probable que lo haga, a menos que vea sus intereses económicos seriamente amenazados, algo que podría suceder en un mediano plazo. Como ya se ha mencionado, están a punto de aparecer otros servicios similares que seguramente aprovecharán este contexto, para lograr capturar usuarios de Netflix con características como por ejemplo, la de permitir descargar contenido o acceder a catálogos de otros países sin ningún problema.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *