Pokémon Go: secretos del juego que está remeciendo al mundo

La empresa desarrolladora Niantic Inc. es la responsable del juego que está marcando un antes y después en lo que concierne a los juegos multiplayer para dispositivos móviles. Se trata de Pokémon Go, un juego que está respaldado por la corporación Pokémon, la misma que está detrás de la magnífica e irrepetible saga de dibujos animados que lleva el mismo nombre.

Pokémon go

Lo que es verdaderamente fascinante en este juego, es el uso magistral de la “realidad aumentada”. Pokémon Go, utiliza localizaciones reales de vecindarios en ciudades de todo el mundo, para ubicar a los elusivos y siempre tentadores Pokémon. El jugador (el entrenador mejor dicho) deberá salir a caminar por las calles, teléfono en mano (debidamente conectado a Internet y con el GPS encendido) para dar cacería a estos simpáticos seres de fantasía.

El juego está disponible para dispositivos móviles empleando Android e iOS. Como ya se ha mencionado anteriormente, es imprescindible contar con conexión a Internet móvil (lo cual generará gastos altos seguramente) además de un localizador GPS funcionando (incluido en la mayoría de teléfonos actuales). Ni bien se acceda a alguna localización indicada dentro del juego, bastará con emplear la cámara fotográfica para localizar un Pokemon y capturarlo.

Gracias a la realidad aumentada, el jugador verá a un simpático Pokemon parado por ejemplo en las inmediaciones de una avenida, en plena calle, e incluso dentro de su propio domicilio. Lo más divertido de todo esto, es que ya comienzan a aparecer historias anecdóticas acerca de Pokémones localizados en lugares altamente improbables como en baños públicos, escuelas, bibliotecas y hasta en estaciones de policía.

Pokémon Go puede descargarse de forma gratuita desde la App store (para dispositivos iOS) o Google play para dispositivos corriendo Android. Si bien es cierto, el juego puede descargarse de forma gratuita, dentro del mismo existe la posibilidad de emplear dinero real para adquirir mejoras que incluyen Poké Balls, huevos y mayor espacio de almacenamiento para los distintos Pokemon.

Pero el juego no sólo trata de ubicar y capturar a los diferentes Pokémon (que son más de 100), de hecho también existen las llamadas “Poké paradas”, que no son sino localizaciones en las cuales es posible encontrar Poké Balls y otros elementos necesarios para avanzar en el juego. El desarrollador ha localizado estas Poké paradas en lugares de interés público y turístico como por ejemplo parques nacionales, museos  y monumentos históricos.

Como suele suceder en estos casos, no han tardado en aparecer aplicaciones que prometen pókemonedas gratis. Estas aplicaciones, supuestamente funcionan aprovechando algunos errores de programación en el juego. Independientemente de si son efectivas o no, la llegada de estas aplicaciones nos llama a la reflexión: ¿se puede realmente jugar este tipo de juegos sin invertir un sólo centavo y lograr resultados más o menos decentes?

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *